#Conozcamos a Todasbonobas

Ellas son Emöke Holbis, diseñadora de Budapest y Aurora Portillo, ilustradora de Barcelona y juntas lideran el colectivo Todasbonobas, proyecto de colaboración en el que cobran vida diferentes proyectos de diseño con base social, utilizando el arte como vehículo de comunicación.

Entrevista: @Urdimbrediciones

¿Cómo nace Todasbonobas?

Pues la verdad es que fue algo que surgió de manera muy natural, Emőke y yo nos conocimos el verano del 2016 en un estudio compartido en Barcelona, enseguida nos dimos cuenta que las dos teníamos un fuerte sentido de justicia social y al estar vinculadas con el mundo del arte y del diseño pensamos en hacer algo juntas.  Emőke estaba apunto de regresar a Budapest y me propuso hacer alguna acción en la calle para pasarlo bien. Al cabo de unos días calló en mis manos un artículo del periódico El País titulado: “Las bonobas defienden su matriarcado luchando juntas”, nos resultó tan evocador conocer la historia de estas simias y su lección de sororidad para mantener una sociedad más pacífica, que no dudamos ni un segundo en saber que era el punto de partida.

Con Emőke estuvimos conversando sobre la importancia de dar visibilidad al feminismo en el que las mujeres colaboran entre ellas y hacen red, rompiendo con la idea de que las mujeres se critican y se pisan entre ellas, pero también darnos cuenta de cómo la naturaleza es una gran fuente de inspiración y poder mirar a los animales como iguales. Así que investigamos sobre el comportamiento de algunos animales y descubrimos un montón de valores compartidos.

También tuvimos claro que queríamos trabajar en tres dimensiones, así que investigamos para producir a mano un serie de piezas con un acabado en cemento, por su aspecto urbano, creamos una serie de QRs para acompañar a las pequeñas piezas en la calle y nos lanzamos a instalarlas en grietas y rincones de la ciudad.

Fue una experiencia súper divertida.

¿Y cuáles fueron los animales que seleccionasteis y sus valores?

Los animales fueron las bonobas, las ballenas, las elefantas y los pingüinos. Para los que creamos un texto breve y directo en relación a sus valores.

todasbonobas_piezas“LA PODEROSA UNIÓN ENTRE MUJERES”las bonobas nos lo enseñan cuando defienden su matriarcado luchando juntas, manteniendo una sociedad más pacífica.»

”LO BELLO DEL ALTRUISMO»… las ballenas nos lo muestran cuando salvan a animales más pequeños de la caza de las orcas, sin pedir nada a cambio.»

«EL AMOR NO TIENE SEXO»… los pingüinos nos lo hacen visible cuando escogen a su pareja del mismo sexo.»

«LA IMPORTANCIA DE LAS MATRIARCAS»… las elefantas nos lo recuerdan cuando con su sabiduría y sus dotes sociales las hembras más ancianas del grupo mantienen unido al clan.

¿Cuándo escogistéis a los animales y sus valores, pensabais previamente en un enfoque feminista?

No, fue casual, pero claramente nos sentimos cómodas con lo que descubrimos. Los valores no tienen género, pero como mujeres nos sentimos con el deber de comunicar todo aquello que pensamos que hay que visibilizar y entre estas cuestiones, están las que hablan de igualdad.

¿Cuándo decidís darle forma de proyecto como Todasbonobas?

Cuando colgamos fotos de la instalación de las piezas en las calles de Barcelona y Budapest, muchas personas nos preguntaban dónde podían conseguirlas, así que sentimos que era una oportunidad y decidimos dar un paso más y producirlas para hacer llegar los mensajes a más personas.

Supongo que en este punto fue cuando decidistéis escoger vuestro nombre juntas Todasbonobas ¿os fue difícil decidirlo?

El nombre, surgió de manera muy natural, pues para nosotras Todasbonobas es un grito para decirle al mundo que las mujeres estamos unidas, que hacemos red y que nos mantenemos juntas por una sociedad más pácífica.

¿Cuáles son las principales diferencias de Todabonobas Barcelona y Budapest?

No establecemos diferencias en cuanto al contenido de lo que explicamos. La premisa cuando nació el proyecto fue que cada uno de los proyectos los llevaríamos a cabo a través de una intervención de arte de calle, una expo o alguna otra manifestación artística, en cada una de las ciudades, así que tanto en nuestro primer como en el segundo proyecto, así lo hemos hecho. Lo que si podemos destacar como principal diferencia es la recepción hacia algunos temas en cada una de las ciudades. Barcelona es una ciudad con una gran apertura hacia lo nuevo y en Budapest, sentimos que algunos de los temas que tocamos tienen un mayor impacto, algo que nos da mucha satisfacción.

todasbonobas_emoke_aurora

Al principio de la entrevista, nos comentabais que os interesaba tratar algunos temas tabúes,  ¿#unavezalmes sería uno de estos proyectos?

Sí, #unavezalmes es nuestro segundo proyecto juntas, y con él quisimos tocar el tema de la menstruación, visibilizando lo que nos sucede a nivel emocional de manera cíclica en nuestros cuerpos.

¿Cómo fue la etapa conceptual para llegar a visibilizar el tópico de la menstruación?

La idea de trabajar en este proyecto surgió a partir de dos noticias; la de la nadadora china Yuanhui, que en los juegos olímpicos de Rio del 2016, declaró que había quedado cuarta en la competición porque el día anterior le había venido la menstruación y no se encontraba del todo bien y la de la triste muerte de una chica de 15 años nepalí en una “choza menstrual”, por la creencia en su país de que en ese momento las mujeres son impuras.

A partir de ese instante, nos hicimos la pregunta ¿cómo puede ser que la mitad de la población en edad fértil menstruemos una vez al mes y que hablar de la menstruación sea un tema que nos produce incomodidad, rechazo e incluso asco?

Comenzamos a pensar en las emociones por las que transitamos de manera cíclica, de ese momento en el que nos molesta todo, que estamos súper sensibles y que sentimos que nadie nos quiere. Nos pareció maravilloso cómo podía ser que las mismas emociones fueran compartidas por mujeres independientemente de la nacionalidad y ahí estaba nuestro punto de partida para el proyecto, con emociones premenstruales como: “Soy fea”, “Nadie me quiere”, “No sé que hacer con mi vida” y “Me molesta todo”, siempre #unavezalmes.

¿Y a este proyecto qué formato le distéis?

#unavezalmes se convirtió en una exposición en la que explicamos las cuatro fases a nivel emocional por las que transitamos las mujeres cada mes. Utilizamos 28 bolsas tote bag, que se fusionaban, transformaban, servían de contenedor o de soporte gráfico dependiendo de lo que necesitábamos explicar en cada una de las fases: pre-ovulación, ovulación, pre-menstruación y menstruación. La exposición intentamos que fuera muy didáctica y directa, pensada para conocernos mejor y poder aprovechar lo mejor de cada una de las cuatro fases.

Imágenes: @Laura Inbianco

¿Tenéis algún proyecto nuevo en marcha?

Sí, actualmente estamos con dos proyectos en marcha. Una colaboración con una marca húngara que verá la luz si todo va bien en julio y un encargo para una acción social en Suiza. No podemos desvelaros nada aún, pero pronto explicaremos más en nuestras redes.

Además de vuestro proyecto juntas, ¿realizáis otros proyectos conectados con temas de género?

Sí, yo (Emőke) hace un año trabajé en la curatoría de una exposición sobre maltrato a mujeres en Budapest.

Y yo (Aurora) durante las pasadas navidades realicé unas ilustraciones para la campaña “I tu, a què jugues? Juguem en igualtat” (Y tú, ¿a qué juegas?, Juguemos en igualdad) creada desde la asociación L’Hora Lliure con el objetivo de acabar con los estereotipos de género en el juego. Y  en la actualidad imparto unos talleres de arte y movimiento sobre mujeres que han dejado huella.

Por último, nosotras entendemos lo diverso como todo aquello que nos parece distinto a nuestra realidad y entorno. ¿Cómo lo entendéis vosotras?

La diversidad habla de las diferencias, pero cuando pensamos en esta palabra automáticamente nos viene a la cabeza cómo el mundo se amplia cuando somos capaces de acercarnos a lo diverso desde nuestras diferencias.

Conoce más de ellas y sus proyectos aquí: https://www.todasbonobas.com