Los cinco desastres

ERAN CINCO
CINCO DESASTRES.

JAMÁS EN LA VIDA HABÍAN LOGRADO
HACER NADA, NI TENÍAN GANAS
DE HACER NADA MÁS.

UN DÍA, DE NO SE SABE DÓNDE,
LLEGÓ UN TIPO SENSACIONAL.

La perfección de lo imperfecto

En la época del Instagram, en donde todo el mundo muestra su desayuno perfecto, en el escenario majestuoso, con la ropa ideal, con la sonrisa preciosa, siempre aparentemente feliz, pareciera que no hay espacio para lo feo, lo desaliñado, lo desubicado, lo desastroso. Es como si en los medios de comunicación actuales eso no existiera, se ignora, se mira hacia otro lado, se evita… pero ¿qué significa realmente ser perfecto?

Beatrice Alemagna, una ilustro-autora italiana afincada en París, nos entrega en su álbum “Los cinco desastres”, una obra en la que se enfrenta lo desastroso con lo perfecto de una manera tan sencilla como conmovedora.

En su relato nos presenta a cinco personajes desastrosos. Todos y cada uno tienen una característica rara, descolocada en un ambiente torcido y destartalado. Con su reconocible técnica del collage, y su universo personal, crea cinco personajes entrañables, sencillos y muy expresivos, que los va mostrando uno a uno en un formato a doble página.

El primero, agujereado, es una suerte de figura alargada creado con recortes y de colores azulosos, con cuatro grandes agujeros en su barriga. El segundo, un personaje extraño creado con papeles de periódico plegados. El tercero es una masa amorfa de colores grises y ocres que se desparrama en cualquier parte. El cuarto va del revés, con un vestido a cuadros y el pelo gris. Y el quinto, el personaje más extraño de todos, una masa alada oscura con las piernas y los brazos pequeñitos es más bien “un amasijo de rarezas”. Cada uno reconoce su fallo, tienen muy claro qué es lo que los hace ser un desastre, y – lo mejor – todos lo aceptan con humor y viven felices en su desastre.

Hasta que aparece (nadie sabe de dónde) el “señor perfecto”, un personaje luminoso, de un color fucsia imponente, erguido, majestuoso, con todo en su lugar “tal como debe ser”. Desde su altanería perfecta los cuestiona a nuestros 5 desastres sobre lo que son capaces de hacer, y los pone en evidencia criticándolos por no saber hacer nada, por ser prácticamente un cero a la izquierda, pero es en ese momento cuando cada uno de los protagonistas descubren sus cualidades, y se dan cuenta de que no es necesario ser perfecto para ser extraordinario.

Es un libro sencillo de leer, pero contiene muchas metáforas. El papel de textura mate con un ligero tono amarillo le otorga calidez a cada uno de sus cuadros. La técnica mixta de esta excepcional autora, le permite jugar con las texturas y las manchas y los detalles de cada una de las ilustraciones, dejando mucho espacio para imaginar los defectos de sus personajes. Sus textos cortos y precisos se relacionan perfectamente con las ilustraciones que están llena de detalles, de objetos, de situaciones escondidas que otorgan al texto segundos niveles de lectura. Es un libro al que puedes volver una y otra vez, y siempre descubrir algún elemento nuevo.

Beatrice Alemagna suele explorar en sus obras técnicas diversas. Tiene una predilección por los colores oscuros, apagados, pero que en algunas de sus obras rompe con pequeños toques de color neón que utiliza para jerarquizar sus ilustraciones, como en “El Maravilloso Mini-Peli-Coso” o en “El gran día de nada”. En este caso, ese toque de color aparece en la representación de “la perfección”. Una gama de tonos fucsias brillantes, que llama la atención de inmediato, visten al señor perfecto de pies a cabeza, pero se va apagando a medida que los protagonistas van descubriendo sus cualidades, y reaparece en todo su esplendor cuando se acaba la historia, en sus guardas traseras.

Es uno de esos álbumes que, tengas la edad que tengas, te hace reflexionar frente a lo que significa ser perfecto, con simpleza y calidez. Es un libro que llega al corazón y que da pie para trabajar la autoestima, de lo importante que es conocerte y aceptar tus defectos para así encontrar tus cualidades que son lo que te hacen único. Para aprender que es imposible que no sirvas para nada, porque siempre hay algo ahí dentro que te hace ser perfecto.

Otros títulos de la autora:

Título: Los cinco desastres

Autor: Beatrice Alemagna

Ilustradora: Beatrice Alemagna

Editorial: A Buen Paso

Año publicación: 2014

Traducción: Leticia Oyola Estrella

Clasificación: Álbum Ilustrado

Edad recomendada: Los que han empezado a leer / De 6 a 8 años

Temas: Autoestima, autoconocimiento, infancia, diversidad.

Si quieres conocer más de ella y su obra visita su web http://www.beatricealemagna.com